4.4.06

De la barbaridad humana

Detenidos tres responsables de un reformatorio de Girona por encerrar en jaulas a menores


En Sant LLorenç de la Muga (Girona). Un reformatorio de pago (para más INRI) , los educadores, sin titulación alguna y los jovénes a reconducir, vejados. Increíble pero cierto. La notica ha salido a la luz cuando un joven ha conseguido escaparse y ha contado lo que sucedía a la policía en la estación, cuando esperaba el tren.

(...)Los mossos se personaron en el lugar y encontraron a cinco jóvenes de edades entre 15 y 16 años que sufrían abusos.

Según fuentes policiales, los detenidos pegaban y maltrataban presuntamente de forma habitual a los menores, e incluso los encerraban en jaulas de jabalíes cuando no querían trabajar o decían que se encontraban mal.

En sus pesquisas, los mossos comprobaron que los menores habían sido encerrados en un espacio de un metro cuadrado y que alguno había estado durante tres meses 8 horas diarias en una de las jaulas.

Las mismas fuentes han señalado que la masía intervenida acogía un centro destinado a alojar a menores suizos con supuestos problemas de conducta.

En el lugar, se han encontrado las jaulas, así como caravanas en las que tenían a los niños en condiciones insalubres, sin unos mínimos de habitabilidad, que, según la policía, ponía en peligro la salud de los niños.

Tras avisar a las familias de los menores afectados, los mossos d'esquadra de Figueres trasladaron a los niños a un centro de menores homologado por la Generalitat.

Tras prestar declaración a los tres detenidos, el juez de instrucción en funciones de guardia de Figueres decretó la libertad con cargos de los tres detenidos tras tomarles declaración.


4.000 euros por mes y medio

Las familias de los menores internados en este centro ilegal llegaban a pagar 4.000 euros por una estancia de un mes y medio en la masía, que no disponía de los permisos necesarios para operar como centro de acogida de menores.

Tres de los niños se encuentran ya en Suiza con sus familias, al igual que el menor encontrado en Figueres, a quien sus padres pasaron a recoger. Fueron estos últimos los que informaron a los Mossos que habían pagado 4.000 euros por un mes y medio de internamiento. Admitieron también que habían decidido llevar allí a su hijo como último recurso, después del paso del menor por varios centros en su país de origen, y explicaron que creían que llevaban a su hijo a un lugar en el que estaría en contacto con la naturaleza.

El quinto menor, el que permanecía en el centro en el momento del registro, permanece de momento en el centro de acogida de menores de Mas Garriga, situado en Jui (Girona) y está pendiente de que acaban las diligencias judiciales para volver a su país.(...) ".

Sacada de aquí

¿Personas o animales? Ni puedo ni quiero imaginar por un momento el sufrimiento de esos jóvenes. A ver en qué reformatorio meten a estos animales, que demostrado queda que lo necesitan más que estos pobres adolescentes. Vivir para ver, ver para creer.

2 comentarios:

Pipero dijo...

Muy fuerte, la verdad muy fuerte. A veces tengo la sensación de que pese a todo, en este país tenemos bastante más respeto por la vida humana o por los niños, en particular, que en otras partes. Insisto, pese a las noticias de maltrato que a veces surgen. En el fondo quizás surjan precisamente por éso: porque son cosas atípicas.
Besos.

Beth dijo...

Mirado así... igual tienes razón y todo, simplemente aborrecible en todo caso.